News

Los Derechos de la Naturaleza y de los Pueblos Indígenas: Desafíos para el Desarrollo Sostenible

La Fundación Indígena FSC participó del “Primer Congreso Regional Forestal y de Paisajes Sostenibles” con el objetivo de construir una agenda multisectorial conjunta para combatir la crisis climática a través de la gestión sostenible de los bosques y la biodiversidad desde la visión y necesidades de los Pueblos Indígenas y comunidades locales.

Ciudad de Panamá, Panamá. Del 06 al 08 de abril se desarrolló el “Primer Congreso Regional Forestal y de Paisajes Sostenibles” en la ciudad de Panamá.  El evento formó parte de una estrategia regional para construir una agenda multisectorial conjunta para luchar contra el cambio climático, promover el manejo sostenible de los bosques y la biodiversidad, fomentar las soluciones innovadoras para conservar la naturaleza y generar beneficios para las comunidades Indígenas y locales. 

Esta iniciativa fue liderada por la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) del Sistema de Integración Centroamericano (SICA), el Ministerio de Ambiente de Panamá y la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB).

El evento contó con el apoyo técnico y financiero de la Fundación Indígena FSC (FSC-IF), a través del Programa la Alianza Global de Pueblos Indígenas por los Derechos y el Desarrollo (IPARD) y otras organizaciones y agencias de cooperación, tales como Rights and Resources Initiative (RRI), Climate and Land Use Alliance (CLUA), la Fundación Ford, Forest and Farm Facility (FFF), Forest Trends, la Fundación Prisma y Rainforest Foundation US.

Este espacio de diálogo, reflexión y co-creación permitió determinar los desafíos y oportunidades de Mesoamérica con el objetivo de sumar esfuerzos para la construcción de una agenda forestal regional que incluya la visión de los Pueblos Indígenas y las comunidades locales como eje central de las estrategias de conservación de bosques y biodiversidad, para que los países de la región logren alcanzar las metas y compromisos adquiridos en los acuerdos internacionales. 

El evento contó con varios paneles que permitieron conocer la realidad mesoamericana,  así como diversas propuestas y experiencias exitosas. Esto permitió profundizar la discusión en torno a la importancia de la participación de los Pueblos Indígenas y comunidades locales en el manejo y conservación de los bosques, la biodiversidad y los recursos.

  • Primer Congreso Regional Forestal y de Paisajes Sostenibles

    En la apertura del evento intervinieron Levi Sucre, Coordinador de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB), Sara Omi, Presidenta de la Coordinadora de Mujeres Líderes Territoriales de Mesoamérica y Victor Francisco Cadavid, Director Nacional Forestal del Ministerio de Ambiente de Panamá; quienes recalcaron la importancia del espacio y destacaron el rol de los Pueblos Indígenas y las Comunidades Locales.

    “Desde los Pueblos Indígenas y comunidades locales tenemos mucho que aportar y aportamos desde ser guardianes de los bosques. Aportamos en el conocimiento en cómo interactuamos y vivimos en los bosques” dijo Levi Sucre, coordinador de la AMPB.

    Por su parte Sara Omi Sara, señaló: “Las mujeres estamos preocupadas y trabajamos por múltiples desafíos como la seguridad alimentaria, el rescate de conocimientos tradicionales y la transmisión de ese conocimiento”.  

    Por su parte, Francisco Souza, Director de la Fundación Indígena FSC, destacó la relación de los Pueblos Indígenas con la naturaleza y la importancia de su inclusión en la implementación de políticas y leyes nacionales.

    En este sentido, Francisco Souza señaló: “La importancia de esta discusión sobre los derechos de la Madre naturaleza es un punto de partida importante también para pensar los derechos de los Pueblos Indígenas”.

    Mauricio Mireles, Oficial de Políticas para Pueblos Indígenas e Inclusión Social de la FAO para América Latina y el Caribe, abrió la discusión con una ponencia introductoria en la cual destacó el aporte y los desafíos de las comunidades Indígenas y forestales en la protección de los bosques de Mesoamérica. En su exposición enfatizó: “Si entendemos que en el conocimiento ancestral hay una eficacia, entendemos por qué los pueblos originarios son los principales defensores. Si no apoyamos la protección que hacen los pueblos, no podemos esperar que la conservación continúe”. 

    El primer panel se enfocó en abordar la concertación de la política pública para la conservación de los bosques, el desarrollo económico y la adaptación y mitigación al cambio climático. En este espacio se expusieron las experiencias exitosas de algunas organizaciones de la región, a continuación el detalle de la discusión.

    Marcedonio Cortave, Director Ejecutivo de Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP) destacó las contribuciones que realizan las comunidades forestales de Petén en la conservación de la Reserva de la Reserva de la Biósfera Maya, enfatizando en la gobernanza comunitaria como base de  la gestión sostenible de bosques. Durante su intervención, Cortave sostuvo: “Son las comunidades las que han mantenido los bosques. ¿Por qué? Porque son sus medios de vida. No pueden ser protegidos sin la contribución de los que habitan esas áreas”. 

    Sagladummad Anibal Sánchez, representante del Congreso General Guna, expuso los logros y desafíos del Plan Integral de los Pueblos Indígenas de Panamá,  recalcando la importancia de la vinculación de los conocimientos tradicionales de los Pueblos Indígenas en diferentes ámbitos, como estrategia para generar modelos de desarrollo sostenibles que incluyan las necesidades y prioridades de las comunidades, en este sentido enfatizó: “Hay que preservar y difundir el conocimiento Indígena a través de la educación, en temáticas de salud, educación bilingüe intercultural y manejo forestal”.

    Por su parte, Amalia Hernández, Presidenta de la Federación de Productores Agroforestales de Honduras (FEPROAH), resaltó la importancia de generar alianzas estratégicas para promover la forestería comunitaria en su país, marcando la necesidad de escuchar las propuestas provenientes de las comunidades que se encuentran en la primera línea de defensa y acción por la protección de los bosques. “Las comunidades de base somos y siempre hemos sido las protectoras de los bosques. Por lo tanto, seguimos abogando por que se nos mire” señaló.

    El segundo panel del Congreso se centró en los desafíos que representa la construcción de un mercado forestal justo y el respeto a los derechos de las comunidades Indígenas y locales. Este espacio contó con la exposición de las experiencias de organizaciones de México y Honduras y del FSC.

    Gustavo Sánchez Valle, Presidente de la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales (Red MOCAF), expuso la experiencia de gobernanza forestal comunitaria en México y su relación con la madera legal. En ese sentido destacó la importancia de entablar espacios de diálogo nacionales e internacionales que permitan crear las condiciones necesarias para legalizar el comercio de madera legal, “La legalidad de madera es un tema complejo en el que deben participar diferentes ministerios de un país y debe haber cooperación entre países, por lo que  es importante que sea discutido en estos espacios” dijo Sánchez Valle.

    Durante su exposición, Donaldo Allen, representante de la Unidad de la Moskitia (MASTA), destacó la importancia de la gobernanza forestal comunitaria en Honduras así como la inclusión de los conocimientos tradicionales en todos los procesos, al respecto señaló lo siguiente: “En el marco del respeto debemos enmarcarnos en una doble vía: Cómo organizamos y coordinamos el conocimiento tradicional con el conocimiento académico sin que haya imposición”.

    Este panel contó con la participación de Zandra Martínez, presidenta de la Junta Directiva del FSC, quien realizó un aporte importante como comentarista del panel. Durante su intervención enfatizó que las experiencias presentadas denotan que existen grandes oportunidades para la región. De la misma forma destacó que el FSC es una herramienta de mercado disponible para los Pueblos Indígenas que ha demostrado su efectividad en comunidades de Guatemala y México.

  • La Fundación Indígena FSC y el Programa IPARD como facilitadores en la co-creación de soluciones Indígenas innovadoras a largo plazo

    Como parte del trabajo que realiza la Fundación Indígena del FSC y el Programa IPARD,  para que los Pueblos Indígenas de todo el mundo puedan gestionar sus territorios y generar sus propios modelos de desarrollo se organizó el evento denominado “Los Derechos de la Naturaleza y de los Pueblos Indígenas: Desafíos para el Desarrollo Sostenible”  en el marco del “Primer Congreso Regional Forestal y de Paisajes Sostenibles.”

    “El núcleo y la visión de la estrategia para la IPARD es promover la cooperación y la colaboración entre los diferentes sectores para apoyar de la mejor manera posible y, de hecho, crear o co-crear soluciones a largo plazo junto con y para los Pueblos Indígenas de todo el mundo.” Francisco Souza, Director de la Fundación Indígena del FSC.

    Conozca más sobre IPARD

    El panel que se realizó el jueves 7 de abril profundizó la discusión sobre los retos y oportunidades que enfrenta Panamá para la aplicación de la recién aprobada Ley 287 que busca salvaguardar y promover los derechos de la naturaleza. En este evento se destacó este hito como un primer paso para la implementación de normativas y acciones necesarias para la conservación que contemplen la visión y las necesidades de los Pueblos Indígenas y comunidades locales.

    Juan Diego Vásquez, Diputado de la Asamblea Nacional de Panamá, quien presentó  la propuesta de Ley 287, señaló que uno de los logros de esta ley fue  “Incluir algunas normas y convenciones específicas para Pueblos Indígenas que se han dedicado desde muchos siglos atrás a la protección y conservación del medio ambiente”. 

    Del mismo modo, otros expertos invitados por la Fundación buscaron destacar el valioso rol de los Pueblos Indígenas y las comunidades locales para que esta innovadora Ley, aprobada por el Gobierno de Panamá el pasado mes de febrero, transforme la realidad del país y se convierta en el inicio de una gran estrategia que apunte a promover el desarrollo socioeconómico de las comunidades.

    En palabras de Victor Cadavid, Director Nacional Forestal del Ministerio de Ambiente de Panamá, “una normativa como esta en nuestro país es fundamental para apuntalar el desarrollo socioeconómico hacia al futuro, poder tener derechos sobre la naturaleza indicará una protección, un resguardo mayor que deben nacer definitivamente una participación directa de las comunidades Indígenas”. 

    Según Diwigdi Valiente, Jefe de Sostenibilidad de Turismo de Panamá, es necesario abrir un espacio para conversar, gestionar preguntas y generar respuestas que permitan: “construir una hoja de ruta que identifique buenas prácticas y las principales problemáticas” con la finalidad de crear propuestas de desarrollo económico para los Pueblos y Comunidades Indígenas del país.

    Del mismo modo, Valeria Torres Larranaga, Oficial de Asuntos de Gobernanza (ILPES) / CEPAL, aportó una perspectiva integral sobre la problemática, las propuestas y las miradas futuras en torno a esta temática de relevancia local, regional y global. Durante su intervención sostuvo: “Los Pueblos Indígenas que tienen una relación estrecha con la naturaleza, tienen una cosmovisión que es esencial para establecer medidas de mitigación y adaptación al cambio climático y para atender a la realidad de la crisis climática que enfrentamos en la actualidad”. 

    Así mismo, Constanza Prieto Figelist, Latin America Legal Lead de Earth Law Center, señaló que el reconocimiento de los derechos de la naturaleza en varios países de la región crea vínculos  que permite conectar los derechos humanos con los derechos de la naturaleza. Respecto al caso específico de Panamá señala que:  “Esta  ley establece un puente entre los derechos humanos y el reconocimiento de los derechos de la naturaleza, pues  en Latinoamérica, la constituciones normalmente solo reconocen el derecho a un ambiente sano, y abre la puerta al reconocimiento ecológico, al reconocimiento del valor intrínseco de la naturaleza”. 

    Para ampliar la información le invitamos a mirar el evento completo

  • Contexto de los Pueblos Indígenas y los retos de la agenda regional Mesoamericana

    Las comunidades Indígenas y locales de Mesoamérica influyen en aproximadamente 50 millones de hectáreas de bosques que albergan el 8% de la biodiversidad del mundo y almacenan el 47% de las reservas de carbono forestal de la región.

    En esta región existen alrededor de 5 millones de personas que dependen de los bosques.

    Los Pueblos Indígenas y comunidades locales de Mesoamérica enfrentan diversas presiones y amenazas que ponen en riesgo sus vidas, y la permanencia de bosques vitales para enfrentar la crisis climática.

    Una de las principales amenazas es la narcodeforestación que azota a Guatemala, Honduras y Nicaragua. De acuerdo a varios estudios este fenómeno genera la pérdida de un promedio de entre 15% y 30% de la pérdida de bosques en estos tres países. Adicionalmente, en los mismos países los líderes de comunidades Indígenas y locales son perseguidos, criminalizados y asesinados por defender la Tierra de esta y otras amenazas. Según el último informe presentado por Global Witness, en 2020 se registraron 42 asesinatos a defensores y defensoras de la naturaleza y la mayor parte de ellos fueron líderes Indígenas o comunitarios.

    El mismo informe sostiene que en México, se documentaron 30 ataques letales contra personas defensoras de la tierra y del medio ambiente en 2020, registrando un aumento del 67% respecto a 2019. La explotación forestal estuvo vinculada a casi un tercio de estos ataques, y la mitad de todos los ataques en el país fueron dirigidos contra comunidades Indígenas.

    Esta cruda realidad aunada a la desigualdad estructural, los efectos del cambio climático y a los efectos de la crisis sanitaria han colocado a las comunidades Indígenas y locales en un escenario de múltiples y extremas vulnerabilidades.

    Producto de ello, la agenda regional multisectorial apoyada y respaldada por la Fundación Indígena del FSC, el Programa IPARD y otros aliados estratégicos enfrenta retos que abarcan desafíos de diversa índole, pero que también presentan la oportunidad de construir una línea de acción efectiva que permita co-crear soluciones innovadoras desde la visión de las comunidades que están en primera línea y que a la vez generen beneficios en términos económicos, ambientales, sociales y culturales para los países, los Pueblos Indígenas, las comunidades locales y actores del sector privado comprometidos con el desarrollo sostenible.

Primer Congreso Regional Forestal y de Paisajes Sostenibles

News

Los Derechos de la Naturaleza y de los Pueblos Indígenas: Desafíos para el Desarrollo Sostenible

La Fundación Indígena FSC participó del “Primer Congreso Regional Forestal y de Paisajes Sostenibles” con el objetivo de construir una agenda multisectorial conjunta para combatir la crisis climática a través de la gestión sostenible de los bosques y la biodiversidad desde la visión y necesidades de los Pueblos Indígenas y comunidades locales.

Ciudad de Panamá, Panamá. Del 06 al 08 de abril se desarrolló el “Primer Congreso Regional Forestal y de Paisajes Sostenibles” en la ciudad de Panamá.  El evento formó parte de una estrategia regional para construir una agenda multisectorial conjunta para luchar contra el cambio climático, promover el manejo sostenible de los bosques y la biodiversidad, fomentar las soluciones innovadoras para conservar la naturaleza y generar beneficios para las comunidades Indígenas y locales.

Esta iniciativa fue liderada por la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) del Sistema de Integración Centroamericano (SICA), el Ministerio de Ambiente de Panamá y la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB).

El evento contó con el apoyo técnico y financiero de la Fundación Indígena FSC (FSC-IF), a través del Programa la Alianza Global de Pueblos Indígenas por los Derechos y el Desarrollo (IPARD) y otras organizaciones y agencias de cooperación, tales como Rights and Resources Initiative (RRI), Climate and Land Use Alliance (CLUA), la Fundación Ford, Forest and Farm Facility (FFF), Forest Trends, la Fundación Prisma y Rainforest Foundation US.

Este espacio de diálogo, reflexión y co-creación permitió determinar los desafíos y oportunidades de Mesoamérica con el objetivo de sumar esfuerzos para la construcción de una agenda forestal regional que incluya la visión de los Pueblos Indígenas y las comunidades locales como eje central de las estrategias de conservación de bosques y biodiversidad, para que los países de la región logren alcanzar las metas y compromisos adquiridos en los acuerdos internacionales.

VEl evento contó con varios paneles que permitieron conocer la realidad mesoamericana,  así como diversas propuestas y experiencias exitosas. Esto permitió profundizar la discusión en torno a la importancia de la participación de los Pueblos Indígenas y comunidades locales en el manejo y conservación de los bosques, la biodiversidad y los recursos.

En la apertura del evento intervinieron Levi Sucre, Coordinador de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB), Sara Omi, Presidenta de la Coordinadora de Mujeres Líderes Territoriales de Mesoamérica y Victor Francisco Cadavid, Director Nacional Forestal del Ministerio de Ambiente de Panamá; quienes recalcaron la importancia del espacio y destacaron el rol de los Pueblos Indígenas y las Comunidades Locales.

Portait Levi Sucre Coordinator of the Mesoamerican Alliance of People and Forest

“Desde los Pueblos Indígenas y comunidades locales tenemos mucho que aportar y aportamos desde ser guardianes de los bosques. Aportamos en el conocimiento en cómo interactuamos y vivimos en los bosques” dijo Levi Sucre, coordinador de la AMPB.


Portait Sara Omi, President of the Mesoamerican Coordinating Committee of Women Territorial Leaders

Por su parte Sara Omi Sara, señaló: “Las mujeres estamos preocupadas y trabajamos por múltiples desafíos como la seguridad alimentaria, el rescate de conocimientos tradicionales y la transmisión de ese conocimiento”.


Por su parte, Francisco Souza, Director de la Fundación Indígena FSC, destacó la relación de los Pueblos Indígenas con la naturaleza y la importancia de su inclusión en la implementación de políticas y leyes nacionales.

Portait Francisco Souza, Director of the FSC Indigenous Foundation

En este sentido, Francisco Souza  señaló: “La importancia de esta discusión sobre los derechos de la Madre naturaleza es un punto de partida importante también para pensar los derechos de los Pueblos Indígenas”.


Mauricio Mireles, Oficial de Políticas para Pueblos Indígenas e Inclusión Social de la FAO para América Latina y el Caribe, abrió la discusión con una ponencia introductoria en la cual destacó el aporte y los desafíos de las comunidades Indígenas y forestales en la protección de los bosques de Mesoamérica. En su exposición enfatizó: “Si entendemos que en el conocimiento ancestral hay una eficacia, entendemos por qué los pueblos originarios son los principales defensores. Si no apoyamos la protección que hacen los pueblos, no podemos esperar que la conservación continúe”. 

El primer panel se enfocó en abordar la concertación de la política pública para la conservación de los bosques, el desarrollo económico y la adaptación y mitigación al cambio climático. En este espacio se expusieron las experiencias exitosas de algunas organizaciones de la región, a continuación el detalle de la discusión. 

Marcedonio Cortave, Director Ejecutivo de Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP) destacó las contribuciones que realizan las comunidades forestales de Petén en la conservación de la Reserva de la Reserva de la Biósfera Maya, enfatizando en la gobernanza comunitaria como base de  la gestión sostenible de bosques. Durante su intervención, Cortave sostuvo: “Son las comunidades las que han mantenido los bosques. ¿Por qué? Porque son sus medios de vida. No pueden ser protegidos sin la contribución de los que habitan esas áreas”. 

Sagladummad Anibal Sánchez, representante del Congreso General Guna, expuso los logros y desafíos del Plan Integral de los Pueblos Indígenas de Panamá,  recalcando la importancia de la vinculación de los conocimientos tradicionales de los Pueblos Indígenas en diferentes ámbitos, como estrategia para generar modelos de desarrollo sostenibles que incluyan las necesidades y prioridades de las comunidades, en este sentido enfatizó: “Hay que preservar y difundir el conocimiento Indígena a través de la educación, en temáticas de salud, educación bilingüe intercultural y manejo forestal”. 

Por su parte, Amalia Hernández, Presidenta de la Federación de Productores Agroforestales de Honduras (FEPROAH), resaltó la importancia de generar alianzas estratégicas para promover la forestería comunitaria en su país, marcando la necesidad de escuchar las propuestas provenientes de las comunidades que se encuentran en la primera línea de defensa y acción por la protección de los bosques. “Las comunidades de base somos y siempre hemos sido las protectoras de los bosques. Por lo tanto, seguimos abogando por que se nos mire” señaló. 

El segundo panel del Congreso se centró en los desafíos que representa la construcción de un mercado forestal justo y el respeto a los derechos de las comunidades Indígenas y locales. Este espacio contó con la exposición de las experiencias de organizaciones de México y Honduras y del FSC. 

Gustavo Sánchez Valle, Presidente de la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales (Red MOCAF), expuso la experiencia de gobernanza forestal comunitaria en México y su relación con la madera legal. En ese sentido destacó la importancia de entablar espacios de diálogo nacionales e internacionales que permitan crear las condiciones necesarias para legalizar el comercio de madera legal, “La legalidad de madera es un tema complejo en el que deben participar diferentes ministerios de un país y debe haber cooperación entre países, por lo que  es importante que sea discutido en estos espacios” dijo Sánchez Valle. 

Durante su exposición, Donaldo Allen, representante de la Unidad de la Moskitia (MASTA), destacó la importancia de la gobernanza forestal comunitaria en Honduras así como la inclusión de los conocimientos tradicionales en todos los procesos, al respecto señaló lo siguiente: “En el marco del respeto debemos enmarcarnos en una doble vía: Cómo organizamos y coordinamos el conocimiento tradicional con el conocimiento académico sin que haya imposición”. 

Este panel contó con la participación de Zandra Martínez, presidenta de la Junta Directiva del FSC, quien realizó un aporte importante como comentarista del panel. Durante su intervención enfatizó que las experiencias presentadas denotan que existen grandes oportunidades para la región. De la misma forma destacó que el FSC es una herramienta de mercado disponible para los Pueblos Indígenas que ha demostrado su efectividad en comunidades de Guatemala y México.


La Fundación Indígena FSC y el Programa IPARD como facilitadores en la co-creación de soluciones Indígenas innovadoras a largo plazo

Como parte del trabajo que realiza la Fundación Indígena del FSC y el Programa IPARD, para que los Pueblos Indígenas de todo el mundo puedan gestionar sus territorios y generar sus propios modelos de desarrollo se organizó el evento denominado “Los Derechos de la Naturaleza y de los Pueblos Indígenas: Desafíos para el Desarrollo Sostenible” en el marco del “Primer Congreso Regional Forestal y de Paisajes Sostenibles”.

“El núcleo y la visión de la estrategia para la IPARD es promover la cooperación y la colaboración entre los diferentes sectores para apoyar de la mejor manera posible y, de hecho, crear o co-crear soluciones a largo plazo junto con y para los Pueblos Indígenas de todo el mundo”.

Francisco Souza, Director de la Fundación Indígena del FSC.



El panel que se realizó el jueves 7 de abril profundizó la discusión sobre los retos y oportunidades que enfrenta Panamá para la aplicación de la recién aprobada Ley 287 que busca salvaguardar y promover los derechos de la naturaleza.  En este evento se destacó  este hito como un primer paso para la implementación de normativas y acciones necesarias para la conservación que contemplen la visión y las necesidades de los Pueblos Indígenas y comunidades locales.



Juan Diego Vásquez, Diputado de la Asamblea Nacional de Panamá, quien presentó  la propuesta de Ley 287, señaló que uno de los logros de esta ley fue  “Incluir algunas normas y convenciones específicas para Pueblos Indígenas que se han dedicado desde muchos siglos atrás a la protección y conservación del medio ambiente.” 

Del mismo modo, otros expertos invitados por la Fundación buscaron destacar el valioso rol de los Pueblos Indígenas y las comunidades locales para que esta innovadora Ley, aprobada por el Gobierno de Panamá el pasado mes de febrero, transforme la realidad del país y se convierta en el inicio de una gran estrategia que apunte a promover el desarrollo socioeconómico de las comunidades. 

En palabras de Victor Cadavid, Director Nacional Forestal del Ministerio de Ambiente de Panamá, “una normativa como esta en nuestro país es fundamental para apuntalar el desarrollo socioeconómico hacia al futuro, poder tener derechos sobre la naturaleza indicará una protección, un resguardo mayor que deben nacer definitivamente una participación directa de las comunidades Indígenas.”  

Según Diwigdi Valiente, Jefe de Sostenibilidad de Turismo de Panamá, es necesario abrir un espacio para conversar, gestionar preguntas y generar respuestas que permitan: “construir una hoja de ruta que identifique buenas prácticas y las principales problemáticas” con la finalidad de crear propuestas de desarrollo económico para los Pueblos y Comunidades Indígenas del país. 

Del mismo modo, Valeria Torres Larranaga, Oficial de Asuntos de Gobernanza (ILPES) / CEPAL, aportó una perspectiva integral sobre la problemática, las propuestas y las miradas futuras en torno a esta temática de relevancia local, regional y global. Durante su intervención sostuvo: “Los Pueblos Indígenas que tienen una relación estrecha con la naturaleza, tienen una cosmovisión que es esencial para establecer medidas de mitigación y adaptación al cambio climático y para atender a la realidad de la crisis climática que enfrentamos en la actualidad.”

Así mismo, Constanza Prieto Figelist, Latin America Legal Lead de Earth Law Center, señaló que el reconocimiento de los derechos de la naturaleza en varios países de la región crea vínculos  que permite conectar los derechos humanos con los derechos de la naturaleza. Respecto al caso específico de Panamá señala que:  “Esta  ley establece un puente entre los derechos humanos y el reconocimiento de los derechos de la naturaleza, pues  en Latinoamérica, la constituciones normalmente solo reconocen el derecho a un ambiente sano, y abre la puerta al reconocimiento ecológico, al reconocimiento del valor intrínseco de la naturaleza.” 

Para ampliar la información le invitamos a mirar el evento completo.


Contexto de los Pueblos Indígenas y los retos de la agenda regional Mesoamericana

Las comunidades Indígenas y locales de Mesoamérica influyen en aproximadamente 50 millones de hectáreas de bosques que albergan el 8% de la biodiversidad del mundo y almacenan el 47% de las reservas de carbono forestal de la región.


En esta región existen alrededor de 5 millones de personas que dependen de los bosques.


Los Pueblos Indígenas y comunidades locales de Mesoamérica enfrentan diversas presiones y amenazas que ponen en riesgo sus vidas, y la permanencia de bosques vitales para enfrentar la crisis climática. 

Una de las principales amenazas es la narcodeforestación que azota a Guatemala, Honduras y Nicaragua. De acuerdo a varios estudios este fenómeno genera la pérdida de un promedio de entre 15% y 30% de la pérdida de bosques en estos tres países. Adicionalmente, en los mismos países los líderes de comunidades Indígenas y locales son perseguidos, criminalizados y asesinados por defender la Tierra de esta y otras amenazas. Según el último informe presentado por Global Witness, en 2020 se registraron 42 asesinatos a defensores y defensoras de la naturaleza y la mayor parte de ellos fueron líderes Indígenas o comunitarios. 

El mismo informe sostiene que en México, se documentaron 30 ataques letales contra personas defensoras de la tierra y del medio ambiente en 2020, registrando un aumento del 67% respecto a 2019. La explotación forestal estuvo vinculada a casi un tercio de estos ataques, y la mitad de todos los ataques en el país fueron dirigidos contra comunidades Indígenas.

Esta cruda realidad aunada a la desigualdad estructural, los efectos del cambio climático y a los efectos de la crisis sanitaria han colocado a las comunidades Indígenas y locales en un escenario de múltiples y extremas vulnerabilidades. 

Producto de ello, la agenda regional multisectorial apoyada y respaldada por la Fundación Indígena del FSC, el Programa IPARD y otros aliados estratégicos enfrenta retos que abarcan desafíos de diversa índole, pero que también presentan la oportunidad de construir una línea de acción efectiva que permita co-crear soluciones innovadoras desde la visión de las comunidades que están en primera línea y que a la vez generen beneficios en términos económicos, ambientales, sociales y culturales para los países, los Pueblos Indígenas, las comunidades locales y actores del sector privado comprometidos con el desarrollo sostenible. 

News

Presentación del Comité Asesor Indígena de Panamá

Los miembros hablan de cómo podemos unir nuestras fuerzas para encontrar soluciones a los retos a los que se enfrentan los Pueblos Indígenas.

Formación técnica, escuela de cultura, acceso a los mercados – los miembros del Comité Asesor Indígena de Panamá discuten estrategias para promover el autodesarrollo de los Pueblos Indígenas. 

En cada país donde trabaja la Alianza de Pueblos Indígenas por los Derechos y el Desarrollo (IPARD), la Fundación Indígena FSC (FSC-IF) colabora con un comité formado por representantes Indígenas que asesoran a la FSC-IF para asegurar la participación e inclusión de los Pueblos Indígenas en el Programa. 

El siguiente video es una introducción al Comité Asesor Indígena de Panamá, el cual está integrado por Briseida Iglesias en representación de la Comarca Guna Yala, Andrea Lino Machi en representación de las Tierras Colectivas Emberá y Wounaan, Yoira Berchi en representación de la Comarca Naso Tjër Di y Leónidas Aguilar en representación de la Comarca Ngäbe-Buglé.

Escúchelos hablar de los desafíos que enfrentan sus Pueblos y cómo podemos unirnos para trabajar en las soluciones.

News

Ganadores del Concurso de Fotografía “Soluciones Innovadoras de Pueblos Indígenas”

Comunicadores y fotógrafos Indígenas de todo el mundo participaron del concurso “Soluciones Innovadoras de Pueblos Indígenas” con el objetivo de elevar los mensajes e historias de sus comunidades.

Ciudad de Panamá, Panamá. Después de una exitosa convocatoria global y el arduo trabajo del jurado integrado por seis fotógrafos Indígenas profesionales provenientes de Brasil, México, Malasia, Bolivia, Gabón e Indonesia presentamos las fotografías ganadoras del concurso.

El concurso de fotografía “Soluciones Innovadoras de Pueblos Indígenas” convocó a personas de comunidades Indígenas de todo mundo quienes enviaron fotografías originales que dan cuenta de la visión, la historia y los conocimientos de sus pueblos.

El jurado integrado por Sara Aliaga Ticona (Bolivia), Yannis Davy Guibinga (Gabón), Michael Eko (Indonesia), Luvia Lazo (México), Flanegan Bainon (Malasia) y Priscila Tapajowara (Brasil), seleccionó tres imágenes ganadoras por cada una de las categorías contempladas en los Términos y Condiciones del Concurso. 

La selección final de fotografías respondió a una serie de parámetros técnicos sumados a los criterios de creatividad, pertinencia y coherencia con la categoría seleccionada. 

A continuación detallamos las fotografías ganadoras por categoría.

Innovación y Cambio Climático

La fotografía ganadora del primer lugar fue la imagen titulada “The last breath” (El último suspiro) de  Kevin Ochieng Onyango del pueblo Luo de Kenia.

Niño del pueblo Luo de Kenia con una máscara de oxígeno conectada a una planta para representar la importancia de los bosques frente a la crisis climática. 
Ganadores del Concurso de Fotografía “Soluciones Innovadoras de Pueblos Indígenas”
Nombre de la foto: The last breath. Autor: Kevin Ochieng

Kevin escribió: “Este proyecto es simbólico para demostrar la importancia de los árboles en nuestro ecosistema y el papel que desempeñan en la lucha contra el cambio climático. Al crecer, los árboles ayudan a frenar el cambio climático eliminando el dióxido de carbono del aire, almacenando el carbono en los árboles y el suelo, y liberando oxígeno a la atmósfera. Este proyecto impulsa el mensaje de la conservación y fomenta la reforestación”.

El pueblo Luo está ubicado en una zona que abarca Sudán del Sur, Etiopía, el norte de Uganda, la zona este del Congo, el oeste de Kenia, y el extremo norte de Tanzania.

Los Luo, al igual que otros Pueblos Indígenas de Kenia enfrentan una serie de problemas derivados de la crisis climática como las sequías y las plagas que ponen en peligro los cultivos y la seguridad alimentaria de las comunidades y el país.


La fotografía titulada “Pescador Kapanawa” de Patrick Murayari del pueblo Kukama de Perú fue la ganadora del segundo lugar.

Jóven Indígena del pueblo Kapanawa de Perú pescando en el río con canoa y redes tradicionales. 
Ganadores del Concurso de Fotografía “Soluciones Innovadoras de Pueblos Indígenas”.
Nombre de la foto: Pescador Kapanawa. Autor: Patrick Murayar

“Al anochecer, equipados con tarrafas (redes) o anzuelos, los hombres de la comunidad nativa de Fátima, perteneciente al Pueblo Kapanawa, se dirigen a la laguna situada a cinco minutos de la comunidad, con el fin de conseguir algo de pescado para la cena. Sólo pescan para su propio consumo. De este modo, garantizan la sostenibilidad de este recurso”, escribió Patrick.


El pueblo Kukama se ubica principalmente en el departamento amazónico de Loreto en Perú.

Según los datos publicados por la Base de Datos de Pueblos Indígenas de Perú, desarrollada por el Ministerio de Cultura, los Kukama poseen una tradición ancestral de pesca y han desarrollado una serie de herramientas y técnicas específicas derivadas de su interacción con el ecosistema, es por ello que las comunidades Indígenas y no indígenas del sector les han denominado “los grandes pescadores de Loreto”. 

La fotografía ganadora del tercer lugar fue la imagen titulada “La esperanza de seguir viviendo” de Alcibiades Rodríguez, del pueblo Guna de Panamá.

Foto aérea de una de las islas que conforman el territorio del pueblo Guna de Panamá “Guna Yala”. 
Ganadores del Concurso de Fotografía “Soluciones Innovadoras de Pueblos Indígenas”.
Nombre de la foto: La esperanza de seguir viviendo. Autor: Alcibiades Rodríguez

Alcibiades la describe como “la esperanza de seguir viviendo dentro de un territorio tradicional y conservador, lleno de herencias y de lucha, que permanece contra el cambio climático”.


El pueblo Guna se encuentra en Colombia y Panamá. Los Guna son habitantes originarios de la selva continental, pero hace 120 años migraron a la costa para huir de la malaria y la fiebre amarilla y fundaron la Comarca Guna Yala en Panamá. 

La comarca abarca una estrecha franja continental y un archipiélago de 365 islas. Por su ubicación los Guna son considerados el pueblo más vulnerable a los impactos del cambio climático y a la contaminación marítima. 

Según datos de Naciones Unidas, se considera que los Guna serán el primer Pueblo Indígena desplazado por el aumento del nivel del mar debido al calentamiento global.


Bosques y Pueblos Indígenas

La fotografía ganadora del primer lugar fue la imagen titulada “Abuelo” de Venancio Velasco González de San Pablo Yaganiza en México.

La imagen muestra el retrato de un hombre en el bosque acompañado de su caballo yendo a sembrar milpa – un sistema tradicional de siembra de maíz, frijoles, y calabazas.

Anciano indígena de México en el bosque junto a su caballo camino a sembrar Milpa. 
Ganadores del Concurso de Fotografía “Soluciones Innovadoras de Pueblos Indígenas”
Nombre de la foto: Abuelo. Autor: Venancio Velasco González

Venancio nos comparte la historia de esta fotografía “Quiero contarles un poco sobre mi abuelo, él tiene 82 años y toda su vida se ha dedicado al campo. Cada vez que lo recuerdo viene a mi memoria una escena de cómo es él. Caminando entre la niebla con su caballo, yendo a sembrar o a recoger leña, esta vez me tocó acompañarlo a sembrar Milpa y fue inevitable no recordar una parte de mi infancia y la primera vez que lo acompañé al campo con el mismo paisaje”.


San Pablo Yaganiza is a small town located in the state of Oaxaca. According to the last census data 99.64% of the San Pablo Yaganiza es un pequeño pueblo situado en el Estado de Oaxaca. De acuerdo a los datos del último censo el 99,64% de la población es Indígena y el 93.31% de los habitantes habla alguna lengua Indígena.

La fotografía titulada “Danza del venado” de Nazario Tiul Choc del pueblo Maya Q́eqchi de Guatemala fue la ganadora del segundo lugar. 

Grupo de indígenas de la Cooperativa Unión Maya Itza de Guatamela realizando el ritual la Danza del Venado con vestimenta tradicional. 
Ganadores del Concurso de Fotografía “Soluciones Innovadoras de Pueblos Indígenas”
Nombre de la foto: La Danza del Venado. Autor: Nazario Tiul Choc

En palabras de Nazario “La danza del venado, es un ritual de caza que tiene su origen en el periodo clásico Maya. Es una representación de la guerra entre cazadores y animales salvajes que se disputan el venado como alimento. Este ritual se realiza anualmente en la Cooperativa Unión Maya Itzá donde participan niños y adultos, como parte de la celebración de su regreso a casa desde México a Guatemala hace 27 años debido a los problemas del conflicto armado en Guatemala”.


La fotografía ganadora del tercer lugar fue la imagen titulada “The Dayak children” (Niños Dayak Kebahan) de Victor Fidelis Sentosa de Indonesia.

La fotografía muestra un niño de la tribu Dayak Kebahatn jugando en el río.

Niño del pueblo Dayak  Kebhan de Indonesia jugando en el río. 
Ganadores del Concurso de Fotografía “Soluciones Innovadoras de Pueblos Indígenas”
Nombre de la foto: Dayak Kebhan Children. Autor: Victor Fidelis Sentosa

La palabra Dayak o Dyak es un término utilizado para distinguir a más de 200 grupos Indígenas que habitan principalmente las zonas costeras de Malasia, Indonesia y Brunéi. Si bien el término Dayak fue acuñado durante la colonización, los Pueblos Indígenas lo adoptaron como parte de sus procesos de resistencia e identidad. Pese a guardar un mismo nombre, cada comunidad tiene su propio idioma, territorio y cultura. Según algunas estimaciones, existen aproximadamente 450 grupos etnolingüísticos Dayak que viven en Borneo.

Actualmente, la mayor parte de los Dayaks viven de forma tradicional en pequeñas aldeas costeras y la pesca es su principal actividad económica y de subsistencia.



Jóvenes Indígenas

La fotografía ganadora del primer lugar fue la imagen titulada “Oloburgandiwar” de Aylin Alba del pueblo Guna de Panamá.

Mujer indígena del pueblo Guna de Panamá en el río realizando un ritual para conectarse con los espíritus de sus antepasados. 
Ganadores del Concurso de Fotografía “Soluciones Innovadoras de Pueblos Indígenas”
Nombre de la foto: Oloubingun Tigwar. Autor: Aylin Alba

Aylin comparte la historia detrás de esta fotografía: “Nuestros abuelos nos dicen que cuando morimos pasamos por el gran río, por eso como indígenas conocemos la importancia del agua, de la naturaleza, ya que nuestro burba (espíritu) se bañará y navegará en el río para reunirse con nuestros antepasados”.



La fotografía titulada “Hijos de la tierra” de Alexander Pérez Ventura del pueblo Maya Mam de Guatemala fue la ganadora del segundo lugar. 

Mujer joven indígena del Pueblo Maya Quiché de Guatemala junto a una fuente de agua con ofrendas en agradecimiento a la naturaleza. 
Ganadores del Concurso de Fotografía “Soluciones Innovadoras de Pueblos Indígenas”
Nombre de la foto: Hijos de la tierra. Autor:  Alexander Pérez Ventura

Alexander describe su fotografía: “Ana Francisca Domínguez pertenece al Pueblo Maya Quiché de Guatemala. En su familia todos se dedican a la música ancestral. Con fines de agradecimiento y bendición de todo lo que la Madre Tierra les otorga. En la cultura maya existen cuatro elementos que son esenciales para el ser humano y que a la vez son parte de ellos. Cada elemento tiene un corazón; agua, aire, sol y tierra. Sin estos elementos no somos nada, por eso nos consideramos hijos de la tierra.


El Pueblo Quiché agradece por el agua y a menudo llevan regalos a las fuentes de agua. Estos regalos principalmente son: música, flores y velas. El 24 de junio cada Pueblo bendice el corazón de la tierra por el agua”.

La fotografía ganadora del tercer lugar fue la imagen titulada “Pusaka” de Prince Loyd C. Besorio del pueblo Obu Manuvu de Filipinas.

Joven indigena de la tribu Obu Manuvu  de Indonesia sosteniendo un cuerno para llamar a Pusaka, es espíritu del bosque. 
Ganadores del Concurso de Fotografía “Soluciones Innovadoras de Pueblos Indígenas”.
Nombre de la fotografía: Pusaka. Autor: Prince Loyd C. Besorio

Prince escribe: “La tribu Obu Manuvu cree firmemente en la cosmología Pusaka, una práctica tradicional de conservación de la biodiversidad en la que consagran y declaran entidades, vivas o no, como sagradas o inviolables por su apego emocional. En las zonas donde se encuentran el Águila Filipina y otros animales y árboles Pusaka hay guardias forestales específicos que llevan cuernos como medio de comunicación con otros guardias forestales”.


1 8 9 10 11 12 13